Translate

lunes, 1 de diciembre de 2008

Consecuencias de no tener nada mejor que hacer...

Como he llegado a la conclusión de que las entradas de tan solo una frase quedan mal, aprobecharé para contar lo que hice este fin de semana.
Empezaré contando como fué mi viernes por la tarde. Pues, como todos los viernes por la tarde, a las cuatro fuí a teatro. Estamos preparando una obra de teatro y aunque el primer día de ensayo no me fue demasiado bien (un verdadero desastre para ser sincera, por mucho que nuestra monitora me repetia una y otra vez los marcajes del principio, no se me metían en la cabeza ni a tiros), el segundo a ido bastante mejor.
El sábado fuí con unas amigas a Plaza, un nuevo centro comercial situado a las afueras de Zaragoza. He oído que es el centro comercial más grande de todo Aragón y, aunque cuando llegamos nos impresionó, al cabo de unas horas dando vueltas nos lo aprendimos de memoria. Comimos en un restaurante de Döner Kebäb llamado Estambul.
Y, aparte de comprarme el cómic número tres de Lenore, descubrí el manga de Warcraft (me compré el tomo uno). Sobre las siete de la tarde nos dispusimos a ir a donde mi padre acudiría a recogernos para llevarnos de vuelta a casa. Para ir de donde estábamos a donde se encontraba mi padre había que coger un monorail. El cual iba tan lento que creí que me saldrían canas antes de regresar a casa, entre eso y la fila que había para subir, a lo que llegamos a donde estaba mi padre eran casi las ocho.
Del domingo no tengo nada que contar puesto que me dediqué a vaguear durante todo el día.

1 comentario:

Ambar dijo...

Hola Raquel¡¡
Que dia mas aprovechado¡¡ jusjuasjuas
así que ha vaguear eh??? nada, nada, que tendras que pasar mas tiempo con migo¡¡:) :) :) :)
Muxiximox bexikos¡¡
Ámbar